Koszyk 0 x

Mi biografia sobre apego, contada por el tarot

Mi biografia sobre apego, contada por el tarot

Por Stefanie Abel Horowitz

Alguna vez estuve enamorada sobre un pequeno que me rompio el corazon de maneras que nunca sabia que era posible romper un corazon. En el duelo, mientras me preguntaba si realmente habia terminado al completo, si debia avanzar, hice lo que cualquier mujer de casi 30 anos que se respeta a si misma haria fui a que me leyeran el tarot.

La tarotista se llamaba Sky. Tenia mechones sobre pelo rubio platinado y sus brazos estaban repletos de tatuajes. Miro una ocasii ?n las cartas y no ha transpirado me dijo 3 cosas que cambiarian mi vida.

[Si te gustaria acoger las mejores historias de Modern Love sobre The New York Times en castellano en tu e-mail, suscribete aca a El Times]

Primero, dijo que me iba a despedir sobre la ciudad de novedosa York, donde habia estado siete anos y no ha transpirado que consideraba iba an acontecer mi hogar por siempre. Segundo, me dijo que mi profesion iba a ser un trayecto serpenteante con bastantes giros inesperados, sin embargo que debia estar abierta a cualquier posibilidad. Tomo una pausa antes sobre su tercera prediccion y me dijo “?Estas en la conexion?”.

“?Acabas sobre culminar una relacion?”.

“Esto va a ser delicado”, me comento. “Pero te lo tengo que decir El seri­a tu destino. En este momento no esta presto, sin embargo en 3 anos de vida va a regresar a ti. Mientras saldras con otros, sin embargo con ellos nunca va a funcionar”.

Odio admitirlo, aunque era lo que queria escuchar. Queria que me dijeran que las mariposas en el estomago que senti cuando mi ex y no ha transpirado yo nos conocimos por primera oportunidad seguian significando una cosa. Queria sentir que habia tenido la razon cuando les decia a mis amigas que el era el apego sobre mi Vida. Queria esa confirmacion desplazandolo hacia el pelo aca la tenia, de la mujer cuyas cartas estaban tan desgastadas igual que su rostro. ?Como la novia iba a permanecer erronea?

Las primeras 2 predicciones se cumplieron con rapidez.

Seis meses despues sobre la lectura del tarot, cansada de la vida con beneficios tan bajos igual que directora teatral, tome una decision sorpresivamente apurada de regresar a Michigan. Nunca estaba segura de que iba a hacer alli, No obstante sabia que tenia que irme sobre novedosa York.

Nunca hay abundante teatro en Detroit por lo que, como se predijo, mi profesion tuvo un camino serpenteante en el que aproveche mis capacitaciones alternas asi­ como me dedique sobre tiempo integro a dar clases de pilates.

La mujer que me leyo el tarot bien habia acertado en dos cosas y ni siquiera habia ayer un anualidad.

Despues, en la fiesta organizada por colegas de el bachillerato, encontre a Brandon, el varon con el que nunca iba an actuar, a declarar sobre mi lectora de tarot. Mas bien, volvi an encontrar a Brandon; habiamos salido en el colegio, diez anos de vida atras.

Me hizo reir entretanto estabamos dentro de cervezas tomadas a medias desplazandolo hacia el pelo vasos rojos de fiesta. Era gran, con una rostro educado asi­ como una pequena risita apenada que nunca podia englobar. Me sentia comoda en su asistencia.

Una semana luego fuimos an andar a pie por una reserva natural y nos empezamos a reconocer. Luego de eso empezo a llamarme desde su empleo desplazandolo hacia el pelo a enviarme mensajes desde sus viajes de campamento. Cuando saliamos a cenar con amigos solia disponer su mano referente a la parte baja sobre mi espalda y me quedaba casi desprovisto aliento.

“Tengo un estima hondo por ti”, me decia, con aquella sonrisita.

“Tengo un estima profundo por ti, tambien”, le respondia.

Se me olvido con rapidez que nunca estaba destinada an estar con el.

Luego de casi un anualidad en Detroit regrese a recien estrenada York para un trabajo que me habia comprometido a realizar antes de emprender a montar con Brandon. De conservar viva la comunicacion a trayecto aprendimos an empezar las DVD en exactamente el identico momento de poder ver peliculas juntos. Nos visitabamos cada algunas semanas desplazandolo hacia el pelo nos extranabamos terriblemente cuando no estabamos juntos.

Me enamore sobre Brandon, profundamente. Nunca hubo un centella inmediato sobre certeza, sino un calentamiento gradual que se volvio alguna cosa muy dulce. Queria casarme con el, y no ha transpirado le dije que eso queria. Sonaba con tintar muros sobre nuestro hogar desplazandolo hacia el pelo con conseguir a nuestros perros; me imaginaba todas las formas en las que ibamos a levantar un porvenir.

Siete meses despues, termine mi empleo en novedosa York y decidi que tenia que realizar la ultima gigantesco mudanza. Esta ocasii?n queria tratar mi fortuna como cineasta en Los Angeles, un nuevo giro en mi trayecto serpenteante. Brandon estuvo de acuerdo con que debia efectuarlo. Dijo que su trabajo en bienes raices era relativamente transferible a otro lugar asi­ como que me iba a lograr pronto. Le crei.

Aquel exnovio que era mi caso destino habia estado en las Angeles de estudiar un posgrado a lo largo de los dos anos que pase enamorandome de Brandon. En mi traslado a California desee que, cuando el se graduara, se afuera a llevar sobre regreso A nueva York Con El Fin De no tentarme a pensar en un destino que ya nunca queria. Sin embargo cuando llegue a la ciudad, la amistad en habitual me dijo que el plan de ese exnovio era permanecer alla.

Me deje atrapar por la oportunidad sobre encontrarme con el novio al azar. Inicie a pensar en el; en que lugar vivia, como pasaba las dias. En ocasiones creia haberlo observado en la calle desplazandolo hacia el pelo se aceleraba mi corazon, se esparcian punzadas sobre energia ansiosa por mi torso, sin embargo siempre se trataba sobre un desconocido con un Estilo sobre cabello similar.